El diario secreto de Hitler

29 de Abril de 1945, Berlín.

Querido diario, hoy estoy muy triste, nadie me quiere, siento que cuando muera no me recordará bien nadie. Y no entiendo por qué… Yo no pienso que sea mala persona. Tengo mis cosas, como todo el mundo, pero eso no me hace malo. ¿Pero sabes qué es lo peor? que hace unos días murió mi Franklin, ya sabes, ya te he hablado de él en otras ocasiones, el hombre de mis sueños, el hombre por el que empecé esta guerra…




No me ignores diario, sabes que no tuve más remedio, todo el mundo sabe que a los presidentes de EEUU les ponen los tipos malos. Recuerdo cuando le conocí como si fuera ayer. Estábamos en una fiesta privada y llevaba toda la noche mirándole. ¡Era tan guapo! Pero cuando me acerqué a él y me lancé… me dijo que no. Estaba tan enfadado que le tiré la bandeja al suelo al pobre Abraham, el camarero, a lo que… Franklin sonrió. Estaba claro, o mi hombre odiaba los canapés o a los judíos. Vale, tal vez debería haber comprobado lo de los canapés pero qué quieres que te diga… Cuando me quise dar cuenta había creado unos campos muy cucos donde matarlos. Le di mi Whatsapp, ya sabes, para que me dijera que me estaba pasando, pero no me hablaba, ¡NO ME HABLABA! y estaba en línea, que lo ví. Sabía la razón, no había matado suficientes judíos.
Yo pensaba que judíos sólo había en Alemania, pero no, otros países los tenían, así que no tuve más remedio que invadir Polonia y empezar con la guerra. Todo por el amor.
Pero me seguía ignorando, y entonces lo ví claro, había probado a iniciar un genocidio y una guerra y no había servido para nada. Tenía que ponerle celoso, y ya que el español ese… ¿Francisco? no se, no recuerdo el nombre, no estaba dispuesto a salir conmigo, pues me acerqué a una mujer, Ana, y pues bueno, desde entonces estamos juntos.
Me mandó un Whatsapp el día 10 de Abril, te pongo lo que me dijo:

«Ola Adi, soi io, Franklin, no se si tacuerdas de mi, soi el de la fiesta del Marcos, vueno, a lo ke hiva, la chika esa de tu perfil es tu nobia? Ejque… Ia estoi arto, te amo desde el momento en el ke tiraste el kanapé al suelo xD
Pero estavas mu raro estos ultimos anios, pero tkm. Kedamos el 12 en tu kasa? Espero ke si, un veso wapo»

Estube esperando hasta ayer, cuando recibí una carta en la que me decían que estaba muerto. Puta vida tete, creo que voy a acabar con todo, no sé si matarme a mi y a Ana (es rubia, la gente a la que más odio del planeta, no se por qué los Arios son así) o acabar con la guerra. Ya lo iré viendo.

Fdo: Adolf Hitler Martínez

Advertisements

Conozcámonos un poco mejor

Muy buenas amigos y amigas, bueno, supongo que me conoceréis del millonario blog Críticas de Bolsillo, que pronto llegará al cine con la película de Álex de la Iglesia, “Historia de un máquina” creo que se llamará.

Pues si sois lectores del blog (lo dudo pero oye, se puede intentar) sabréis que la pésima gestión y cuidado por parte de WordPress me impide subir fotos y, por tanto, seguir escribiendo en el blog principal. No os asustéis, seguiré escribiendo, pero menos a menudo.

Hace tiempo que quería abrir este blog, que se basará en los micro relatos que escribo, y que publicaré una o dos veces por semana (esta no cuenta, mañana escribiré)

Si no conocéis Críticas, pasaos, está lo suficientemente bien como para no vomitar. (Entra, te lo ordeno)

Ya sabes, a partir de este domingo, todos los domingos y miércoles tendrás cita con Relatos para dormir. Espero que os guste. Un saludo muy fuerte desde la pantalla del equipo del blog.